¿POR QUÉ UNA NUEVA REGULACIÓN ADUANERA?

11 diciembre, 2016

Ante el panorama de comercio exterior y las motivaciones de política interna, se expidió el decreto 390 el 07 de marzo de este año, con el que se busca facilitar las operaciones de comercio internacional y el cumplimiento de los compromisos adquiridos por Colombia dentro de los acuerdos en esa materia.

 

Para ampliar estos preceptos que llevaron a la creación de una nueva regulación aduanera, consultamos con la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales -DIAN- y esto fue lo que nos explicó:

 

“La coyuntura actual por la que atraviesa el comercio exterior de Colombia y América Latina no es la mejor, en razón al efecto que ha tenido la caída en los precios internacionales del petróleo. No obstante, el período enero – agosto de 2016, según cifras de la DIAN y el DANE, ha cerrado con un valor total de comercio cercano a los USD 50 mil millones, cifra que desde la perspectiva aduanera no es nada despreciable. Cada dólar de importación y exportación son un reto para la Aduana. Cada dólar de importación y exportación son una demanda de servicios aduaneros que debemos atender.

 

Y en esta coyuntura de comercio exterior a la baja, la nueva regulación aduanera cumple un papel fundamental, en tanto que sus principios e instrumentos rectores de facilitación comercial, llevarán a que las empresas importadoras y exportadoras fortalezcan sus operaciones internacionales y busquen mayores y mejores canales de acceso a mercados externos”.

 

Y las motivaciones fueron:

 

  1. Armonizar lenguaje, procesos y procedimientos conforme el Convenio Internacional para la Simplificación y los Regímenes Aduaneros – Convenio Revisado de Kyoto y el Acuerdo de Facilitación de Comercio Exterior (AFC).
  2. Revisión de la política comercial del país.
  3. Compilar, modernizar, simplificar y adecuar a mejores prácticas internacionales.
  4. Decisión 618 de 2005 de la Comunidad Andina.
  5. Sistematizar los procedimientos aduaneros del país.
  6. Fortalecer los criterios de gestión de riesgo en el ejercicio del control aduanero.
  7. Recomendación Triple A (2013) y Consejo Superior de Comercio Exterior (2014).

 

“La reforma aduanera del país, es quizás la más ambiciosa del continente en el pasado reciente. No se conocen cambios tan profundos en la legislación aduanera como la que ha ocurrido con la adopción del Decreto 390 de 2016”, concluyó la DIAN.