LOS CUATRO TIPOS DE SERVICIO AL CLIENTE QUE DEBE TENER CLAROS

28 febrero, 2017
|
SEO

Cuando se está realizando una venta hay un aspecto que es fundamental, y es el servicio al cliente. Un cliente al que se le ofrece un muy buen producto y se le trata de la mejor manera, es un cliente feliz. Pero ¿cómo logramos eso?

 

Con el uso y apropiación de los cuatro tipos de servicio:

 

Producto o servicio: satisfacer las necesidades de nuestro cliente a través del producto o servicio que brindamos. Para ello tenemos que conocerlo muy bien, saber qué es y cómo lo que requiere, de qué manera podemos beneficiarlo con las especificaciones del producto.

Disponibilidad de un producto o servicio: garantizar que nuestro producto esté donde el cliente lo necesita, en la tienda de la esquina, en el supermercado, en la estación de servicio, o si lo requiere a domicilio, es decir, la conveniencia de los canales de distribución u operaciones de venta directa. Estar donde el cliente está.

Tiempo: así como es importante estar donde el cliente lo necesita, también lo es estar a tiempo. Hay que garantizar que el producto esté a la hora que el cliente lo solicita, nunca después. Imagínese usted una empresa que vende por internet y todas sus entregas son a domicilio, depende totalmente del cumplimiento del tiempo pactado con el cliente.

 

Posesión: dar a los clientes la propiedad de un producto o servicio y generar así grandes beneficios, esto se puede dar por ejemplo cuando se crean opciones de financiación, arrendamiento, entre otras.

 

El objetivo es atender lo mejor posible a nuestro cliente, ofrecerle un producto y una atención que se destaquen por sobre lo demás, ese será el valor agregado que hará que fidelicemos clientes, y a su vez, nos referencien con otras personas, con clientes potenciales.