¿CUÁLES SON LOS RETOS Y BENEFICIOS DE LA NUEVA REGULACIÓN ADUANERA?

20 enero, 2017

El decreto 390 de 2016 contiene la nueva regulación aduanera del país y su objetivo es facilitar las operaciones de comercio internacional y el cumplimiento de los compromisos adquiridos por Colombia dentro de los acuerdos en esa materia. Pero ¿cuáles son los retos y beneficios de esta nueva norma?

Para dar respuesta a esta inquietud Unipymes consultó con la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales –DIAN- y esto fue lo que nos explicó al respecto:

“La reforma aduanera del país, es quizás la más ambiciosa del continente en el pasado reciente. No se conocen cambios tan profundos en la legislación aduanera como la que ha ocurrido con la adopción del Decreto 390 de 2016, luego de que el país y la comunidad de usuarios del comercio exterior conviviera con el Decreto 2685 de 1999, que aún guarda vigencia en buena parte mientras se desarrolla la reglamentación e implementación final del Decreto 390.

El principal reto, hoy el más destacado logro, fue el ejercicio de concertación realizado por los sectores público y privado para sacar el nuevo marco jurídico aduanero. Varios años de reuniones, discusiones técnicas y redacción de artículos y capítulos, dieron una muestra clara de que empresarios y autoridades del comercio exterior pueden llevar a cabo gestas como la que ha terminado con la llegada del Decreto 390 de 2016 y los reglamentos hasta ahora expedidos, resoluciones 00041, 0042 y 00064 de 2016.

El otro reto importante, es la reglamentación y su entrada en total vigencia, lo cual tiene nombre propio: los sistemas informáticos electrónicos, imprescindibles para que la gestión aduanera se realice con los más altos estándares. Para el efecto, se ha conformado un grupo de expertos aduaneros e informáticos que están dedicados de tiempo completo al desarrollo de las aplicaciones informáticas que harán posible la plena aplicación de la nueva regulación aduanera. Un marco legal moderno como el que ahora tenemos, requiere como su complemento ideal de unos sistemas de información aduaneros y de riesgos, de alto y largo alcance. En eso estamos y hacia allá vamos en los próximos meses.

En el marco de la aplicación escalonada del Decreto 390 de 2016, ya se encuentran vigentes las Resoluciones Anticipadas en materia de clasificación arancelaria, origen y valoración aduanera, entre otras, que se constituye en un instrumento de facilitación del comercio ya que permite, antes de la importación de las mercancías, conocer cuál es la subpartida arancelaria de las mercancías, si tales mercancías cumplen con las reglas de origen o informar frente a criterios de valoración que puedan afectar el valor en aduana de las mercancías, entre otras. Los beneficios de estas resoluciones para el sector privado es el de agilizar y reducir los costos, en casos de inspección aduanera o aforo; estar protegidos contra auditorías posteriores y se asegura la unidad de criterio en todas las aduanas, etc.”.