BENEFICIOS Y RETOS PARA LA ECONOMÍA NACIONAL A LA HORA DE IMPORTAR

16 septiembre, 2016

Por: Diana Carolina Ruiz Patiño

Cuando hablamos de comercio internacional nos referimos a la apertura de mercados para el intercambio de bienes y servicios entre distintos países, y que esta se puede dar en doble vía: importación y exportación. Unipymes profundizó en la primera modalidad, las importaciones, para conocer los beneficios y los retos que implica este modelo comercial para el país y sus empresarios.

Para entrar propiamente en el tema, recordemos a qué se refiere el concepto importar; este es el ingreso legal de mercancías aun país procedente del extranjero, es la introducción de bienes, productos y servicios que llegan a territorio nacional producidos y traídos de otros latitudes.

Se da principalmente por la carencia del país receptor de aquellos productos y servicios que introduce, ya sea porque no los produce en su territorio a falta de infraestructura, conocimiento o capacidad, o al buscar mayor calidad en un producto específico.

Dentro de los beneficios y retos que enfrentan las economías nacionales a la hora de generar estos acuerdos comerciales, están:

Beneficios:

 

  1. Generar más y mejores opciones de empleo.
  2. Acceder a bienes y servicios que localmente no se producen.
  3. Acceder a tecnología de última generación.
  4. Acceder a materia prima, maquinaria y hasta procesos, para la elaboración de nuevos o mejores productos.
  5. Mejoras en la calidad y los atributos de productos y servicios gracias a la competencia que se genera.
  6. Reducción en el precio de algunos productos, que son más económicos importados del extranjero que fabricados en territorio nacional.
  7. Aumento en los niveles de exigencia del consumidor.
  8. Reducción en el valor de los aranceles gracias a los tratados de libre comercio que se firma entre los países interesados. En algunos casos puede llegar a $0.
  9. Fortalecer el desarrollo de industrias nacientes.

Retos:

 

  1. Que la demanda de productos del extranjero no implique daños a la economía nacional. Se debe proteger la industria y empresarios nacionales.
  2. Estar preparados en infraestructura logística: puertos, aeropuertos, carreteras, bodegas, y demás.
  3. Contar con personal capacitado en comercio internacional para que asuma las exigencias propias de la actividad.
  4. Estar al tanto de los aumentos de precio de la moneda extranjera, pues eso afecta las operaciones que se realicen.
  5. Estar continuamente inventando e innovando para introducir en el mercado nuevos y mejores productos.
  6. Superar los procedimientos aduaneros complejos y costosos.

 

linked-in